miércoles, 26 de mayo de 2010

OJALÁ NUNCA PERDAMOS LA RISA...

Luna, la protagonista de este cuento, ha perdido la risa... ¿estrá en la barriga de la cabra?.... o ¿en el pico de la pata?... Su hermano Daniel será el encargado de desvelar este misterio y, por supuesto, encontrar la solución para que su hermana vuelva a sonreir.

Nosotros, por suerte, nunca hemos perdido la risa y hoy hemos estado recordando en qué lugares, con qué personas o en qué situaciones estamos muy contentos y solemos sonreir.

Por ejemplo, Ángela, Juan Antonio, Isaac y Noa se ríen muchísimo si ven los payasos en la tele o en el circo, aunque Noa también se ríe cuando escucha "roncar" a su hermana, algunas veces cuando duerme. Javier se lo pasa en grande en casa de su abuela, al igual que Alicia.

Por supuesto, otro de los lugares más divertidos es la piscina, al menos para Osama, Mª Carmen, Candela, Laura y Carmen, que también se ríe mucho cuando patina.

Pablo y Carmelo se lo pasan muy bien jugando juntos al fútbol, deporte que también divierte mucho a Juan, Daniel y JuanMa. Aunque Daniel también se divierte y está muy contento cuando compra chuches y Samuel cuando juega con la pelota al "bota-bota".

Miguel se lo pasa muy bien viendo los dibujos "en la pantalla de plasma" y Sheila con su perro en casa. Rafael también está muy contento jugando en casa con su mamá. Un poco lo mismo que le ocurre a Mario, que le encanta jugar al "regateo" con su papá.

JuanFran se ríe cuando va al campo y monta a caballo. Rocío cuando le hacen cosquillas en la barriga. José Manuel se divierte mucho ¡en el cole! y a Noelia, lo que más le gusta, lo que la hace sonreir mucho, es cuando la ranita Juanita nos trae un cuento a la clase...

Ojalá conserven esta felicidad muchísimo tiempo....

1 comentario:

INMA dijo...

Hola, príncipes! Soy Inma, de http://www.classedelesformigues.blogspot.com/ (vuestra amiga valenciana). No conocía este cuento. Intentaré conseguirlo para mis "hormiguitas". En clase, tenemos una cesta: la "cesta de la risa" donde incluiremos este libro. En ella metemos cosas que nos producen risa o que están relacionados con ella. Poco a poco la estamos llenando, como el viernes pasado, que Nuria celebró su cumple y nos trajo varios objetos que nos produjeron mucha risa (fue una sesión de risoterapia en toda regla). Además tenemos una cazuela (donde "cocemos" las cosas que nos dan miedo...). Todo ello (y más) forma parte de nuestro "rincón de las emociones", donde hablamos de cómo nos sentimos, de nuestros problemas, de las cosas que nos hacen estar felices,... También hemos estado hablando de la risa, como vosotr@s.
Qué importante es el mundo de las emociones (no sólo en educación infantil). Es la base para nuestro crecimiento y equilibrio personal y es fundamental trabajarlo en las aulas. Enhorabuena por lo que hacéis. Un beso muy fuerte!!! Inma.